16 septiembre 2007

Ceremonia

La encontró temblando a oscuras en la habitación. Pudo percibir cómo el sudor le resbalaba por la espalda mientras que en la mano derecha aún sostenía temblorosa la nota en la que le explicaba qué pasos debía seguir para llegar a ser suya.
Con decisión le apretó los hombros y la invitó a levantarse. La llevó hacia el cuarto de baño y decidió realizar aquella primera ceremonia purificadora mientras que susurrando le seguía indicando el camino hacia la entrega, hacia la sumisión absoluta...

8 comentarios:

Belén dijo...

Ese tipo de ceremonias son las que buscamos muchas veces a solas, asi que bienvenidos sean si aparecen asi sin pedirlas!!!!

Un beso Lady ;)

Landahlauts dijo...

¡Cuánta paz y tranquilidad pueden dar unos brazos que aman... o que desean!

Enheduanna dijo...

Que bonito!! y por dios...que beso..si me estaba ahogando de verlas.
Lo que puede hacer una mano no se sabe hasta que la tienes encima.
Un beso y enhorabuena por tu blog

pollito dijo...

: )

Mariano dijo...

Echaba de menos tus vídeos/fotos para adornar tus textos.
Besitos/azos.

JP dijo...

esas ceremonias están muy bien.
lo mejor un buen tema de musica y hasta que no termine sigue la ceremonia.
El bolero de Ravel es larguísimo .
Recomendado .

El Vendedor dijo...

El sabor de una saliva incitadora del fuego

BELMAR dijo...

compartimos gustos...