25 noviembre 2007

Inquietud












Traté de poner la mente en blanco y concentrarme sólo en el agua, en el perfume que desprendía el jabón, en cómo se deslizaba la esponja por el cuello, por mi pecho, por mis brazos. Sin apenas darme cuenta, mis manos se habían sumergido en el agua y percibí cómo todo el calor se había concentrado entre mis muslos. Sentí un agradable hormigueo que alteró mi respiración haciendo incluso que abriera los ojos. Me sorprendió bastante la reacción que estaba teniendo mi cuerpo pero, sin embargo, una fuerza en mi interior deseaba entregarse a ella por completo. Era algo nuevo, desconocido. Algo a lo que, por supuesto, temía. Algo en lo que, sin embargo, estaba dispuesta a adentrarme. Volví a cerrar los ojos pero justo en ese instante escuché cómo se cerraba la puerta de casa. Aaron había llegado.

*Este texto forma parte de la obra registrada "La letra azul", primera novela de la autora de este blog.

14 comentarios:

Putas y Princesas dijo...

el mejor momento del día...cuando me amo a mi misma en el higiénico ritual de la ducha. tan íntimo, tan personal, tan privado, mi dulce secreto en el q sueño sobre el erotismo más a flor de piel.
besos para ti, princesa

venus dijo...

y ya lo tienes a la venta?

pues este pequeño fragmento me encanto


besos

El Vendedor dijo...

Las caricias de nuestra esponja son las únicas que sabemos verdaderas. Las demás tienen un precio.

Landahlauts dijo...

Enhorabuena, Lady. Espero que te vaya bien con ella.

Un saludo.

JP dijo...

Lady no sabía que habías escrito una novela. Que bueno!
Eso del perfume y de concentrarse me parece lo más sensual que puede haber .
Besos .

Mariano Zurdo dijo...

Y qué ganitas que tengo de leerla...
La mía de tinta azul y la tuya de letra azul.
Te deseo ´muchísimo éxito.
Besitos/azos.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Estoy que mato a Aaron.. jajaja.
Perfecta descripción de ese placer escondido que a veces sentimos..

saludos..

♣Rebel dijo...

Que palabras tan intimas, sensuales, y naturales, de verdad eres una diosa, escribiendo letras.
saludos

Letizia dijo...

La ducha es el mejor sitio para amar, si no resbalas, claro.

Besos de Princesa

Milagros Sánchez dijo...

Amarse a una misma rodeada de humedad, humedece aún más nuestros sentidos...
Me ha parecido un fragmento muy sugerente y el resto supongo que será aún más interesante. ¡Enhorabuena por tu publicación!
Besos arco iris, para ti!!

Maria Cristina dijo...

amiga tu tienes ese gran don para escribir y sabes que tienes tambien la gran pasta de mujeron

Maslama dijo...

hola Lady;
sólo paso para saludarte, por este rincón caliente.. ¿estás preparando un libro? ¿nos avisarás cuando se publique? a mí también me gusta lo que suelo leer en este blog.. tienes talento para la literatura, y me agradaría leer algo tuyo en formato papel..

besos!

Humbert dijo...

leerla completa será un placer.

TaniT dijo...

¿Para cuándo podremos leerla entera?

PD: Suerte con ella!!!!
SPD: Qué ganas de ducha....