05 mayo 2007

Sin Control






Llevo toda la tarde mirando discretamente de reojo el pequeño espacio creado entre la puerta de mi despacho y el cubículo en el que trabajas. Como cada día, espero que den las seis de la tarde para verte entrar. Siempre miras hacia donde estoy, sonríes y me guiñas un ojo. Ese simple gesto hace que toda la piel se me erice y que cada vez se me haga más difícil controlar este impulso casi irrefrenable de lanzarme sobre ti, de recorrer con mi lengua húmeda cada rincón de tu cuerpo. Sin embargo, nada de esto es posible. Hay que dejar la pasión para cuando estamos a solas, en casa.
Mientras te diriges hacia el ordenador mis ojos se clavan en tus nalgas. Esa parte de tu cuerpo espectacularmente dura y con la que enloquezco cada vez que mis labios se deslizan sobre ella. Ahora, mientras te observo la imagen de una mujer preciosa en pleno orgasmo aparece con claridad en mi mente. Eres tú. Cada noche, cada hora, cada segundo que estás a mi lado. Cierro los ojos y el sonido de tu placer acompañan a mis dedos que se desplazan con disimulo justo a la altura de mis muslos.

11 comentarios:

Meret dijo...

Pasión, deseo, amor...
Todo esto hace que escribas tan
"Divino"...
Me encantan tus letras...
muy sinceras.

Un beso.

JP dijo...

Lady esa parte de ir caminando al ordenador y mirar jaja genial.
Saludos

terremoto_61 dijo...

Como siempre despertando deseos dormidos...... ainssssss

Besitos Lady

Agua & Fuego dijo...

Y es que cuando ese impulso brota de nuestro interior, no atiende a razones, no se puede contener ese deseo que mana que brota, y los sentidos nublan a la razón. Cuando eso ocurre es inutil remar contra la corriente, y nos dejamos arrastrar.
Alimentar ese brote de deseo, alimentar las llamas, para que cuando llegue ese momento el fuego se convierta en incendio.

Beijos desde las llamas, atentamente LicanTropo.

madaix dijo...

Siento deseo, mucho deseo de estar en ...

Mariano dijo...

Que bueno es volver de vacaciones y que me provoques estos deseos de recorrer ese culo pegado a tus labios...

Anónimo dijo...

Hola Raquel nos ha gustado muchissimo este relato erotico en fin no dejas de sorprendernos un salu2. Juanma y Yolanda.

mireias32 dijo...

Meret: Si supongo que todo eso tiene algo que ver a la hora de escribir:)

JP: Un beso y me alegra que te haya gustado el post:)**

Terremoto: Para eso estamos. Para despertar y provocar siempre.

Agua y fuego: ¡Ardamos!!

Madaix: Me intriga esa frase inacabada:))

Mariano: Es un placer siempre tenerte por aquí.

Juanma y Yolanda: Soy una caja de sopresas. Ya lo sabéis. Besos****

Buscador dijo...

Cuanta pasión.

Rubie dijo...

Que suerte tiene tu compañera de trabajo de tenerte por amante, me muero de envidia y no hay envidia que sea sana. Un beso

monicam_g@yahoo.es dijo...

Tienes un tono muy pasional.

Enhorabuena.

PD. Me hizó gracia el título.