16 octubre 2007

Respeto






Es la palabra que me repito una y otra vez mientras observo mi rostro frente al espejo. Durante las últimas semanas me he preguntado con insistencia por qué sigo adelante con esta relación. Soy consciente del modo en el que me está afectando y, sin embargo, soy incapaz de abandonarla.
Hace poco, muy poco tiempo que he descubierto el efecto casi hipnótico que la mezcla de dolor y placer ejerce sobre mi cuerpo. Cada día me convenzo de la necesidad de poner fin a esto. Pero, en el mismo instante en el que mis dedos acarician las marcas que has dejado sobre mi piel soy incapaz de resistirme. Siento cómo la respiración se acelera, cómo todo mi cuerpo se eriza y, sobre todo, de qué modo se intensifica ese familiar hormigueo entre las piernas.
Vivo sometida a tus caprichos, a tus deseos, a la obtención de tu placer a través de la búsqueda del mío.
Observo de nuevo mi rostro. La imagen del placer me sorprende. Una idea fugaz atraviesa mi mente: “¿Es posible que esta situación forme parte del respeto?”

11 comentarios:

Mariano dijo...

Buena pregunta para la que no tengo respuesta.
Como no comparto ese tipo de placer me cuesta entender que pueda haber respeto en ello, pero no lo critico. Es puro desconocimiento.
Sólo espero que no te haga daño esa relación, y no me refiero a daño físico.
Besitos/azos.

AMANDA dijo...

Hola vengo a agradecer la visita.
No me queda claro como encaja lo del respeto. Respeto ¿ a quién o a qué? Mas bien yo diría que estas en esa disyuntiva por la que hemos pasado much@s. El de aceptarnos tal cual somos.
Mientras sea sano seguro y consensuada la relación no veo en donde estaria la falta de respeto hacia ti.
No eres la unica que sientes lo que sientes, no estas sola.
Ojalá puedas encontrar tus respuestas.
Un beso y mi afecto

azulada dijo...

Estoy de acuerdo con Amanda, si es algo consensuado entre las personas implicadas por qué no va a haber respeto?
Otra cosa diferente es el sentir que deseas terminar con algo pero no puedes, es más fuerte que tú, lo deseas tanto y al mismo tiempo quieres alejarte... Ante eso nadie más que tú puede ayudarte, mientras disfruta

un beso :)

BELMAR dijo...

ME INCLUIRÍAS EN ALGÚN TIPO DE TRÍO???

Esther dijo...

Yo creo que cada uno es como es y a cada uno le gusta lo que le gusta. Creo que mientras uno esté contento y no haga daño a nadie, no tiene por qué preocuparse. Si ambas partes estáis de acuerdo, pues ¿por qué no hacer lo que os gusta? No te preocupes y "al que dirán" hay que mandarlo a la basura la mayoría de las veces.

Un saludito.

Maslama dijo...

pues sólo pasaba por aquí para invitarte a un Bourbon de domingo noche, y para agradecer tus comentarios.

con respecto al tema que planteas, siento no poder ayudarte, comparto tus dudas.. supongo que cada persona debe finalmente encontrar sus propias respuestas..

besos felinos!!

Colegio de Monjas dijo...

Bendito sea poder elegir. Incluso el elegir sufrir... si es así lo que queremos. Bonito blog :)

Michel dijo...

Guau!

Ishtar dijo...

Cómo ayudarte en una situación de la cual yo misma soy victima... ojo pero no una victima cualquiera, yo lo definiría como una victima a placer... que locura..

Saludos

lully, reflexiones al desnudo dijo...

Desde mi punto de vista, todo es admitido entre los seres que se aman.

Un abrazo cálido desde Colombia!

lully, reflexiones al desnudo dijo...

Desde mi punto de vista, todo es admitido entre los seres que se aman.

Un abrazo cálido desde Colombia!