07 junio 2011

Acróstico



Faltaban sólo unos minutos

Oí el sonido de tu voz

La piel se me erizó entera

Los muslos empezaron a temblar

Abrí las piernas

Mantuve mi sexo a punto para ti

Estallé en tu boca. Te llené de mí.