20 marzo 2013

Palabras que nunca dijiste


Te refugias en el silencio y la tristeza. Te aferras a  la soledad en compañía. Mientras tú estés bien qué coño importa lo que sientan o quieran los demás. Qué más da romper lo poquísimo que quedaba entre nosotros. Aquello que siempre ha hecho honor a tantos años juntos.

No te preocupes. Conseguirás lo que nunca pensé que podría llegar a sentir. Lograrás que te odie. Que te lleve al último rincón de mi mente hasta olvidar por completo que un día formaste parte de mi vida. De mí.

Te aferras a ese egoismo que, ahora me doy cuenta, siempre ha estado ahí. Yo simplemente me desvanezco. Dejo de existir. Ya no hay fuerzas ni argumentos. Han sido muchos años de dudas, de promesas que no han llegado.

Ahora sé que nunca oiré un "No te vayas. Sé feliz", un"Vete. Sé feliz" o un "vive aunque yo no sepa". Está bien. Tu ganas. Ya no hay nada. No queda nada.


1 comentario:

Sukia Kiasu dijo...

Wow...en este momento...estoy ahí, así...tal cual!