27 noviembre 2006

Éxtasis



Acerca tus manos a mi piel. Deja que tu lengua me estremezca. Penetra entre mis muslos con fuerza. ¡Sí, así! Observa ahora mi rostro justo en el instante en el que me entrego...