14 abril 2007

Inventando historias




Mientras oigo cómo golpea la lluvia contra el cristal de mi despacho intento concentrarme en la búsqueda de nuevas frases, nuevos sentimientos, nuevas historias que contar. Atrás quedan las historias, los relatos, una novela. Siento cómo el agradable hormigueo de la creatividad azota suavemente a mis neuronas. Una gran fuerza interior me obliga a escribir y, sin embargo no logro dar con el tema. Sé que volverá a ser otra novela. Que transcurrirá en la ciudad de Barcelona. Esta gran capital que siempre ha traído magia a mi vida.
Ahora mis ojos acompañan a las gotas de lluvia que se deslizan por el cristal. Siento la incomprensible necesidad de desnudarme. Una por una las prendas se van deslizando por mi piel hasta formar un ordenado montón sobre el suelo. Los dedos se pasean ilusionados sobre mi ropa interior pero no se atreven a adentrarse en ella. Cierro los ojos. La imagen de una mujer de 35 años se dibuja con claridad en mi mente. Morena, no muy alta aunque esbelta. Se llama Julia y también busca una historia que contar.
Aunque acabo de abrir los ojos ella sigue a mi lado. Siente la misma curiosidad por mí que yo por ella. Ambas nos preguntamos cómo terminará esta aventura juntas. Enciendo un cigarrillo mientras dejo caer el cuerpo sobre el sofá. El frío cuero se adhiere a mi piel haciendo que me estremezca. Los labios aprietan con suavidad el filtro del cigarrillo. Inspiro. El humo me llena y me transporta al bar de un hotel. No sé cual. Pero al fondo de la barra está ella...

13 comentarios:

mil batallas dijo...

Esto promete, tengo curiosidad por ver el desenlace. Gracias por visitar mi blog lady.

sumiLsb dijo...

mientras usted espera a la musa escribiendo (cómo mejor) nosotros nos quedamos alelados leyédola, mi Señora :)
es usted deliciosa, gracias
ah, por cierto ¿31 años no le van bien? xD
ciao bella

Belén dijo...

Del deseo de leerte haces tu mejor bastión ;)

Seguimos leyéndote...

:)))))

Mariano dijo...

Escribes con la piel y eso hace que llegue a las nuestras.
Tu musa eres tú.

El Ratoncito Pérez dijo...

Y la lluvia sigue cayendo sobre los cristales del despacho :-)

valeria dijo...

Parece que es un buen comienzo para esa historia.
Ya nos contarás como continua...
Un saludo, mireia

Persio dijo...

uyyy como seguira esto, encima esa foto es muy sugerente...
saludos!

terremoto_61 dijo...

Espero el comienzo y desenlace de èsta historia que promete.
Besitos domingueros Lady

Lara dijo...

Me gustan tus historias. Sigue inventando, LadyBourbon.
Besos.

mireias32 dijo...

Mil batallas: Sí yo también tengo curiosidad por saber cómo me las voy a apañar para seguir con la historia jajajaja. Pero lo conseguiré:)

Sumilesb: Pues la verdad es que la edad es lo de menos pero mira me ha salido así el personaje así es que me temo que se queda con los 35 años.

Belén: Me vas a ruborizar:)

Mariano: Y tú que la veas...

Ratoncito: Cómo lo sabes¡¡¡

Valeria: Ya os contaré pero a lo mejor tenéis que ir a la librería a comprarla. Sería un bonito sueño hecho realidad.

Persio: Misterio... intriga:)

Terremoto: Paciencia... paciencia:)

majose dijo...

me ha gustado muxo tu blog.
las fotos son preciosas
saludos, y sigue asi
majose

kimuko dijo...

Gracias por hacernos partícipes del nacimiento de Julia... espero que sepamos más de ella de tu mano.

Un beso :*

Buscador dijo...

Lady, ella quiere ser la que ésta al final de la barra.

Yo solo quiero seguir leyendo.